La importancia del local en un coworking

PortadaAunque en Workcase tenemos muy claro que lo más importante de un espacio de coworking es la gente que lo habita, esto no significa que cualquier oficina sirva para funcionar como coworking. Es uno de los lugares en los que más horas pasamos cada día y, sin embargo, muchas oficinas en España dejan bastante que desear en cuestiones tan básicas como la iluminación o las zonas de descanso.

Por ello, según un estudio recientemente publicado por el fabricante de mobiliario Steelcase, solo un 23 % de los trabajadores españoles está satisfecho con su lugar de trabajo. Los encuestados españoles se quejan, sobre todo, de no poder elegir dónde trabajar en función de las tareas que estén realizando en cada momento y de no tener espacios para compartir proyectos y conocimientos con los colegas. Solo el 56 % se concentra fácilmente en la oficina, lo que da algunas pistas sobre el absentismo y la falta de productividad. Otro estudio del Instituto de Biomecánica de Valencia (IBV) constató también que el “síndrome de la oficina enferma” afecta a un 50 % de los trabajadores en España, manifestándose, entre otros síntomas, en cefaleas, dolores de cuello y de espalda, conjuntivitis, problemas de estrés y ansiedad.

Sala_B

Sala_A

Desde la experiencia particular de Workcase, nos gustaría apuntar algunos de los aspectos que consideramos más importantes a la hora de elegir o transformar un local en un espacio de coworking. “Otras cosas sí que las he ido modificando a lo largo del tiempo, pero la importancia del espacio físico la tuve muy clara desde el minuto número uno. Además, me pareció fundamental contar con el apoyo de un profesional para el proyecto”, nos cuenta Juan Luis Blanco, el gestor de Workcase.

  • La elección del local. Nunca está de más dedicarle tiempo a la búsqueda hasta que aparezca el local que se adapte a tu proyecto. Muchas veces nos dejamos llevar por las prisas o nos vemos condicionados por el presupuesto, pero de esta decisión dependerán luego muchas cosas.
  • Ser valientes desde el principio con el tamaño del local. Nos referimos a no pensar solo en el momento del arranque, sino en que, si algún día te va medianamente bien, el local no se te quede pequeño y tengas que pensar en trasladarte o abrir otro.
  • Antes de sentarse por primera vez con el interiorista, el gestor o los socios deben tener muy claro cuánta gente va a trabajar en el espacio. El espacio debe diseñarse pensando en el número de personas que van a trabajar allí.
  • Pensar en qué uso harán del espacio los coworkers. A la hora de abrir un coworking, te sueles centrar en la gente que va a venir y se va a poner a trabajar en una mesa. Y no, hay gente que trabaja en su mesa, pero también hay otra que trabaja en las zonas comunes, que solo viene a reuniones…

Sala

Sala2

  • No olvidar la importancia de las zonas de descanso comunes. Muchos gestores centran casi todo el espacio en los puestos de trabajo, para sacar la máxima rentabilidad, y tienden a reducir las zonas comunes. Y eso es un error. En Workcase hay más zonas de reunión y comunes que de trabajo. Esto no tiene por qué ser la norma, no tienes por qué dar a las zonas comunes más metros, pero sí que sean amplias.
  • Cuando finalizas la obra, todo está ideal y perfecto. Pero luego, con el día a día de una oficina, los locales sufren sí o sí un deterioro. Por eso nos parece muy importante hacer un mantenimiento muy activo del local. En Workcase, por ejemplo, hacemos limpieza a fondo todos los días y cada dos meses viene una persona a hacer un mantenimiento de pintura y demás.
  • Respecto a las prioridades de inversión, se deben tener muy claros cuáles son los aspectos principales y cuáles son secundarios, y centrar nuestros esfuerzos en las cosas que son fundamentales en un espacio de trabajo, como la iluminación o el mobiliario.

Planes para coworkers virtuales

virtuales_2Septiembre es un mes ideal para relanzar tu negocio, replantearte algunos métodos de trabajo o, simplemente, ampliar horizontes y hacer nuevos contactos profesionales. Si estás pensando en el coworking como una fórmula que se adapta a tu filosofía de trabajo, debes saber que, además de los puestos en los que trabajar con un ordenador, un espacio de coworking como Workcase te ofrece otra posibilidad aún más flexible: los planes virtuales.

Desde los comienzos de Workcase, tuvimos claro que no todo el mundo necesita un puesto de trabajo al que acudir cada día para desarrollar su actividad. Determinados perfiles profesionales buscan simplemente un espacio para reunirse con los clientes, impartir formación o realizar entrevistas de forma puntual. Es el caso típico de los seleccionadores de personal, los comerciales, los abogados o los profesores de idiomas.

Pensando en ellos, creamos nuestros Planes Virtuales, con el objetivo claro de ofrecer un servicio que aportara valor añadido a la actividad del profesional y de forma muy diferente al concepto clásico de alquiler de salas por horas. Para ello, es fundamental el soporte personal -a través del coordinador del espacio-, que ayuda a resolver cualquier imprevisto que pueda surgir, recibe a las visitas y contribuye a dar una buena imagen a los clientes y colaboradores que visitan Workcase. De esta manera, además, el usuario se puede concentrar exclusivamente en su actividad y despreocuparse de los temas logísticos.

La sala polivalente de Workcase donde se celebran las reuniones y formaciones, de 20 m2, está condicionada acústicamente y cuenta con todo lo necesario (pizarra, proyector, cómodo mobiliario…) para que todo sea fácil y rápido. Y algo fundamental y muy valorado tanto por los coworkers como por sus invitados es el uso de nuestra zona de descanso “La Gruta”, que permite tomar un café o sencillamente hacer una pausa en un ambiente relajado.

Dentro del plan de coworker virtual también está incluido la domiciliación de empresas, la recepción de correspondencia y la asistencia a los eventos organizados por Workcase, como los talleres y charlas gratuitos. Una fórmula perfecta para formar parte de la comunidad de coworkers de Workcase con total libertad y ajustándose a las necesidades de cada usuario. Fotógrafos, productoras, formadores o periodistas son algunos de los coworkers actuales de Workcase que utilizan nuestros planes virtuales. ¿Te interesa? Pregunta por nuestros Planes Virtuales en info@workcase.es.

 

Plaza y Valdés renueva su presencia online

 

La editorial Plaza y Valdés acaba de lanzar una nueva web www.plazayvaldes.es acorde con el proceso de internacionalización en el que está inmersa, y en la que podemos encontrar interesantes nuevos contenidos -como book trailers, entrevistas o vídeos- y funcionalidades. Nuestro coworker Marcos de Miguel, director en España de Plaza y Valdés, nos cuenta que han renovado por completo la página para fortalecer la imagen de su sello editorial en internet. Por un lado, pensando en los clientes, dado que la web “es el equivalente a un escaparate y hay que conseguir que se paren a mirar y curiosear, permanezcan todo el tiempo posible y finalicen su experiencia con una compra”. Por otro lado, pensando en los autores: “queremos que se sientan orgullosos de publicar con Plaza y Valdés, y eso no solo depende de la línea editorial o de la distribución de los libros, sino también de la imagen que se transmite al público en ese escaparate virtual“.

Por otro lado, Plaza y Valdés está ampliando su presencia internacional a nuevos países, y disponer de una página puntera les ayuda a transmitir confianza de cara a futuras alianzas y colaboraciones con partners de todo el mundo. Adaptándose a las necesidades del nuevo usuario digital, la web ofrece ahora herramientas como el contenido responsive para todo tipo de dispositivos, la integración de las redes sociales y un nuevo blog. Se ha dado además un mayor protagonismo a los vídeos (book trailers, entrevistas, presentaciones…) y a los contenidos gratuitos.

Aprovechando que septiembre es el mes con más novedades editoriales, ya que coincide con importantes ferias del libro como Liber, Frankfurt o Guadalajara, le hemos pedido también a Marcos que nos destaque algunos de los títulos más interesantes que están promocionando. Estas son algunas lecturas imprescindibles para el otoño:

Jacques Lacan. Una introducción. Lacan es el psicoanalista más importante de la historia, después de Freud. Slavoj Žižek ha dicho sobre este libro que es “Una lectura indispensable (…) La mejor introducción breve a Lacan.” La traducción del inglés ha estado a cargo de Juan Carlos Pérez Jiménez, escritor y psicoanalista de reconocido prestigio, y lleva el prólogo de Jorge Alemán, posiblemente el psicoanalista lacaniano más relevante actualmente en habla hispana.

Conceptos y valores constitucionales. Una obra que reúne a los principales expertos sobre Derecho Constitucional para cuestionar la necesidad de reformar la Constitución, por qué y en qué casos; un tema de máxima actualidad y que forma parte del debate político de nuestros días. Está editado por Txetxu Ausín y Lorenzo Peña, investigadores del CSIC, y participan autores como Manuel Atienza, Txetxu Ausín, José Ángel Camisón, Liborio Hierro, María Macías, Mariano C. Melero, J.J. Moreso, Lorenzo Peña, Susanna Pozzolo y José Antonio Santos.

Naciendo en otra especie. Una antología de poesía sobre los animales que reúne a muchos de los principales poetas contemporáneos del panorama español. Está editada por Ruth Toledano y Marta Navarro, responsables del blog El caballo de Nietzsche en eldiario.es. Ambas han participado en la creación de Capital Animal www.capitalanimal.es, una iniciativa que ha convertido Madrid en el epicentro del activismo cultural. Contiene poemas, entre otros, de Ajo Micropoetisa, Noni Benegas, Antonio Colinas, Antonio Gamoneda, Chantal Maillard, Juan Carlos Mestre, Ouka Leele, Katy Parra, Jorge Riechmann, Ada Salas y un largo etcétera.PyV

Ley matinal, de Isabel Moreno. Un conjunto de “ficciones breves”, como le gusta llamarlo a la autora, escritas desde la filosofía y el psicoanálisis. Una forma de profundizar en ideas complejas a través de relatos literarios, con un estilo muy original que te atrapa desde el primer instante.

La ética frente a la amenaza. Un estudio sobre la amenaza, un fenómeno que arruina la vida de miles de personas en todo el mundo, sobre todo en entornos con problemas de seguridad. El libro analiza qué puede aportar la ética para ayudar a las víctimas, pero también sirve de material de estudio para comprender cómo es y qué supone la convivencia con esta forma de violencia, a nivel individual y social.

Prospectiva e innovación. Vol. 2. Experiencias. Un tratado de naturaleza multidisciplinar e internacional que recoge múltiples enfoques, en diferentes contextos y ámbitos, sobre las potencialidades de la Prospectiva para la innovación y el desarrollo social. La obra contiene aportaciones de muchos de los más destacados futuristas de todo el mundo, que quedan reflejadas en los tres volúmenes que la componen: VisionesExperiencias Propuestas. Esta trilogía lleva el prólogo de Federico Mayor Zaragoza y quiere homenajear a Emilio Fontela y Jesús Moneo, dos pioneros en el campo de la Prospectiva en nuestro idioma.

“En España todavía no hay una cultura de la web de calidad, pero llegará”

AndreaNuestro nuevo coworker italiano Andrea Cumbo empezó a trabajar en el desarrollo web antes de que muchos de nosotros supiésemos siquiera qué era eso del HTML. Aunque nació en la pequeña Città di Castello (Perugia), fue en Milán donde inició y desarrolló su carrera como diseñador y programador antes de venir a España. Es uno de esos raros y afortunados freelances a los que no suele faltarles trabajo, gracias a su valiosa experiencia en el mundo web y a su búsqueda constante de la calidad en el diseño.

¿Cómo te iniciaste en el mundo de Internet?

En realidad, empecé a estudiar Derecho, nada que ver con este mundo. Pero, en el año 94 más o menos, vi que empezaba a moverse el mercado de Internet y del diseño y me atrajo. Por aquellos años, los estudios universitarios tampoco tenían planes de estudios como los actuales. En la universidad de Perugia, por ejemplo, no había desarrollo web. Decidí ir a Milán para hacer un curso de diseño, me encantó y empecé a trabajar.

¿Tu especialidad es el diseño o la programación web?

Las dos cosas. Empecé como programador, pero pronto vi que me gustaba mucho más la parte creativa del diseño. Sé programar y programo. Si un cliente me pide algo de programación, lo hago. Pero, en realidad, lo que más me gusta es la parte gráfica. Es mi trabajo y mi hobby. De hecho, también soy ilustrador y aficionado a la fotografía. La imagen me gusta más que la programación, que me aburre un poco.

¿Qué es lo que más te piden ahora los clientes?

Muchas plantillas WordPress, tanto para empresas que se dedican a venderlas como a particulares. Me encargo desde el diseño en Photoshop, al desarrollo en PHP, HTML, CSS… Me piden también muchos plugins para WordPress, así como plantillas para tiendas online que sean ágiles y estén optimizadas para SEO. Ocasionalmente, diseño postales y cartelería para eventos y conferencias. Sobre todo, para universidades de Berlín y Madrid.

¿Por qué viniste a España?

Cuando vivía en Milán, trabajé para una empresa inglesa que tenía algunos colaboradores en España. En uno de estos viajes, conocí a mi mujer (española). Después de algún tiempo, tuve que elegir entre Milán y Madrid, y elegí Madrid porque me gusta más como ciudad para vivir. Desde Madrid, trabajaba para aquella empresa, pero también tenía mis propios clientes (del ámbito de los hoteles de lujo y los sistemas de reserva web). Poco a poco, fui dejando los clientes italianos. Mi idea era ir ganando tiempo para el idioma, porque casi no hablaba español, e ir consiguiendo clientes. Actualmente casi todos mis clientes son de aquí.